Comunicate por Email

27 diciembre 2013

FELIZ 2014!

EN ESTE AÑO QUE SE INICIA
COMPARTIMOS NUESTO DESEO DE CONTINUAR
CON EL TRABAJO QUE REALIZAMOS JUNTOS.
GRACIAS POR CONFIAR EN NOSOTROS.

20 diciembre 2013

Anorexia y Web

Una investigación del Centro de Investigaciones y Desarrollo de Microsoft, recientemente publicada*, descubrió una conexión clara entre la exposición de los jóvenes a modelos excesivamente flacas y el desarrollo potencial de desórdenes alimenticios, como la anorexia.


El Dr. Elad Yom-Tov, (Investigador Senior del Centro de Investigaciones y Desarrollo de Microsoft de Israel) y la Dra. Dana Boyd (Investigador Senior del Centro de Investigaciones y Desarrollo de Microsoft / Profesor Adjunto del Departamento de Medios, Cultura y Comunicación de la Universidad de New York) examinaron la conexión entre las búsquedas de la web para artistas y modelos consideradas anoréxicas y las búsquedas de los fans para sitios con consignas como "cómo convertirse en anoréxico".
La investigación descubrió que las modelos y celebridades anoréxicas que aparecen en los sitios web aumentaron significativamente en búsquedas subsecuentes para éstas y el desarrollo de esta enfermedad. Aquellas que desarrollaron una tendencia a este desorden estuvieron más interesadas en celebridades que parecen desnutridas. 
Cuando la delgadez es elogiada como un signo de belleza, muchas personas intentan copiarlos. Cuando el modo de verse es identificado como una enfermedad, no muchos están dispuestos a seguirlos.

*(J Med Internet Res. 2012 Nov-Dec; 14(6): e151)

19 diciembre 2013

Recomendaciones de la OMS sobre actividad física para la salud

La inactividad física constituye el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo (6% de defunciones a nivel mundial). Sólo la superan la hipertensión (13%), el consumo de tabaco (9%) y el exceso de glucosa en la sangre (6%). El sobrepeso y la obesidad representan un 5% de la mortalidad mundial.
Se estima que la inactividad física es la causa principal de aproximadamente 21–25% de los cánceres de mama y de colon, 27% de la diabetes, y aproximadamente un 30% de las cardiopatías isquémicas.
Está demostrado que la actividad física practicada con regularidad reduce el riesgo de cardiopatías coronarias y accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo II, hipertensión, cáncer de colon, cáncer de mama y depresión.
Además, la actividad física es un factor determinante en el consumo de energía, por lo que es fundamental para conseguir el equilibrio energético y el control del peso.
Actividad física recomendada para los distintos grupos etarios:
Niños de 5–17 años
1. Deberían realizar un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa. El período de 60 minutos diarios consistiría en varias sesiones a lo largo del día (por ejemplo, dos tandas de 30 minutos), que se sumarían para obtener la duración diaria acumulada.
2. La actividad física durante más de 60 minutos reporta beneficios adicionales para la salud.
3. La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar actividades vigorosas, en particular para fortalecer los músculos y los huesos, como mínimo tres veces a la semana.
Adultos de 18 a 64 años
1. Deberían realizar un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada, o bien un mínimo de 75 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
2. La actividad aeróbica se realizará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
3. Para obtener mayores beneficios, los adultos deberían incrementar esos niveles hasta 300 minutos semanales de actividad aeróbica moderada, o bien 150 minutos de actividad aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
4. Deberían realizar ejercicios de fortalecimiento muscular de los grandes grupos musculares dos o más días a la semana.
            Adultos mayores de 65 años
1. Los adultos de mayor edad deberían acumular un mínimo de 150 minutos semanales de actividad física aeróbica moderada, o bien no menos de 75 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividad física moderada y vigorosa.
2. La actividad aeróbica se desarrollará en sesiones de 10 minutos como mínimo.
3. Para obtener aún mayores beneficios, los adultos de este grupo de edades deberían aumentar hasta 300 minutos semanales su actividad física mediante ejercicios aeróbicos de intensidad moderada, o bien practicar 150 minutos semanales de actividad aeróbica vigorosa, o bien una combinación equivalente de actividad física moderada y vigorosa.
4. Los adultos de mayor edad con dificultades de movilidad deberían dedicar tres o más días a la semana a realizar actividades físicas para mejorar su equilibrio y evitar las caídas.
5. Deberían realizarse actividades de fortalecimiento muscular de los grandes grupos musculares dos o más veces a la semana.
6. Cuando los adultos de este grupo no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, deberían mantenerse activos hasta donde les sea posible y les permita su salud.

10 diciembre 2013

Un modelo saludable


La Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) ha incidido en la necesidad de que los criterios médicos, caso del índice de masa corporal (IMC), condicionen la participación de las modelos en las pasarelas de moda, para así contrarrestar el alto riesgo que presentan las modelos de sufrir trastornos alimentarios y, sobre todo, reducir la obsesión por la delgadez que, actualmente, se impone a la población.
En palabras de la doctora Susana Monereo, secretaria de la SEEDO, “las modelos son de constitución natural altas y delgadas, pero ese bajo peso extremo no es sano y está impuesto por la tiranía de una moda absurda que beneficia a unos pocos. La búsqueda de la delgadez como imagen de éxito sólo conduce a la frustración y, en muchos casos a graves trastornos de la conducta alimentaria”.
“La belleza en la moda puede y debe ser sinónimo de salud
La SEEDO solicita a las agencias de modelos que tomen ejemplo de la última edición de la ‘Madrid Fashion Week’ –la hasta el pasado año ‘Pasarela Cibeles’–, que contó con un equipo de endocrinólogos para comprobar el IMC y otras variables médicas de las modelos y, en consecuencia, decidir cuáles estaban en condiciones de desfilar y cuáles no por presentar extrema delgadez u otros signos no saludables.
Concretamente, la SEEDO colabora con la organización del desfile de moda madrileño desde el año 2006, “en aquella primera edición, el 20% de las modelos no pasó el corte establecido. En la última del 2013, sin embargo, el 100% ha cumplido el criterio marcado.
Y el  promedio de IMC de las modelos en los últimos dos años se sitúa en 19