Comunicate por Email

19 diciembre 2012

El ejercicio físico aumenta la expectativa de vida

Gran parte de los estudios epidemiológicos sugieren que la actividad física regular reduce el riesgo de mortalidad.Un estudio publicado en Plos One fue más allá: cuantificó el aumento de la esperanza de vida de acuerdo a los niveles de ejercicio.

Aunque en las últimas décadas los niveles de actividad física han disminuido en los países desarrollados y en desarrollo, más de cien estudios epidemiológicos sugieren que el ejercicio físico reduciría el riesgo de mortalidad en un 30%,  según "Leisure Time Physical Activity of Moderate to Vigorous Intensity and Mortality: A Large Pooled Cohort Analysis", un análisis agrupado de cohortes publicado en la última edición de Plos One que se dedicó a cuantificar el aumento de la esperanza de vida de acuerdo a los niveles de actividad física.

Los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, del Instituto Karolinska (Suecia) y otros expertos internacionales, fueron los responsables de este estudio. Su objetivo fue determinar el crecimiento de la expectativa de vida después de los 40 años, de acuerdo a los niveles de actividad física y el índice de masa corporal. Luego de analizar seis estudios de cohorte prospectivos con datos de 654.827 personas (cuya edad promedio era de 35 años o más), los resultados fueron contundentes: la actividad física durante el tiempo libre puede aumentar la esperanza de vida de una persona  hasta de 7.2 años, cualquiera que sea su peso. Otro de los hallazgos importantes es que cuanto más alto sea el nivel de ejercicio, mayor es el aumento de la esperanza de vida. E incluso aquellas personas que se ejercitaron en la mitad del nivel de ejercicio recomendado, tuvieron un incremento en su expectativa de vida en 1,8 años.

Una de las conclusiones más destacadas de "Leisure Time Physical Activity of Moderate to Vigorous Intensity and Mortality: A Large Pooled Cohort Analysis" es, según sus autores, que su resultado puede ayudar a convencer a las personas inactivas que un modesto programa de actividad física puede tener beneficios para la salud, aun en los casos de gente obesa o con sobrepeso.

RIMA | Red Informática de Medicina Avanzada