Comunicate por Email

24 agosto 2012

Detección Temprana



Muchas jóvenes están preocupadas por cómo se ven y se sienten avergonzadas de sus cuerpos. Esto puede ser especialmente cierto cuando están pasando por la pubertad, sometidas a dramáticos cambios físicos y a nuevas presiones sociales.
Los trastornos alimentarios están comenzando a una edad alarmantemente temprana.
Desafortunadamente, para un número creciente de niños y adolescentes, esa preocupación puede convertirse en una obsesión que puede convertirse en un trastorno alimentario.
Los trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia causan una fluctuación dramática del peso, interfieren con la vida cotidiana y con el desarrollo y las funciones vitales corporales. Las investigaciones muestran que el más del 40% de las niñas de primero a tercer grado quieren ser más delgadas, y cerca del 80% de los niños de 10 años tienen miedo de ser gordo! De hecho, la mayoría de los niños con trastornos de la alimentación comenzaron su desórdenes alimenticios entre los 11 y 13 años, aunque la edad de inicio puede ser más temprano!.Los padres pueden ayudar a nutrir su autoestima y fomentar actitudes saludables sobre su alimentación y su apariencia.
Si le preocupa que su hijo pueda estar desarrollando o tiene un trastorno de la alimentación, es importante intervenir inmediatamente y buscar atención adecuada.