Comunicate por Email

22 febrero 2012

Aumento de los Trastornos Alimentarios en la última década


Los trastornos de alimentación representan en la actualidad, según la OMS, el problema de salud más importante de la humanidad, tanto por el número de personas afectadas como por las muertes que ocasiona. 

En los países subdesarrollados, el hambre. En los países desarrollados y en vías de desarrollo: el sobrepeso, la obesidad, la anorexia y la bulimia, que se han incrementado en las última década.
"Eating Disorders", una revisión publicada en diciembre del 2011 en Pediatrics in Review, expresa que los trastornos alimentarios en niños, adolescentes y jóvenes constituyen un grave problema de salud mental. Las causas de la anorexia y la bulimia son complejas: biológicas, psicológicas y ambientales. La prevalencia de la anorexia es de 0,9% en mujeres y 0,3% en hombres, y la prevalencia de la bulimia es del 1,5% en mujeres y 0,5% en los hombres. En el caso del trastorno alimentario no especificado, las estadísticas son del 3,5% en las mujeres y el 2% en los hombres.

Esta investigación de la revista de la American Academy of Pediatrics informa que los trastornos mentales comórbidos están presentes en la mayoría de los pacientes con anorexia y la bulimia. 
En la anorexia, los principales son la depresión, trastornos de ansiedad como el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastorno de ansiedad generalizada, y fobia social. 

En el caso de bulimia, los pacientes suelen tener trastornos del humor (depresión mayor y trastorno bipolar, trastornos de ansiedad, consumo de sustancias). Además, la persona que sufre bulimia tiende a ser más impulsiva y presentar conductas de alto riesgo: fumar, uso excesivo de drogas o alcohol, promiscuidad sexual o robo.

Basada en la práctica clínica ampliamente aceptada, los pediatras deben monitorear a los pacientes niños o adolescentes que presenten rápida o pérdida de peso severa, cayendo fuera de los percentiles de crecimiento, dieta o ejercicio excesivo, constricción de los alimentos, conteo de calorías, y la preocupación excesiva por peso o la forma del cuerpo. En el caso de la bulimia: preocupación excesiva por el peso o la forma del cuerpo, idas al baño después de las comidas, inflamación de las glándulas parótidas,  etc. 

(Extractado de RIMA – Red Informática de Medicina Avanzada)

No hay comentarios:

Publicar un comentario